Taciturna

Hoy se presenta fría. Gélida. Callada. Taciturna. Hoy está más tímida; hoy no quiere jugar. Su gesto es distante. Su cara es triste. Fría como un hielo, derritiéndose en un infierno de dudas. En un mar de lágrimas. Ahogándose en seca soledad. Muriendo por querer revivir.

Hoy no dice nada, porque ya no tiene nada que decir. Sólo se presenta para presentar a su ausencia y con sus lágrimas apagar el incendio de mi calma. Pero no sabía que sus lágrimas eran gasolina.

Hoy ya no está. Hoy se ha fugado y yo quemándome por su frialdad.

Hoy no contará ovejas para dormir. Hoy contará a las estrellas lo que hemos vivido.

Hoy se acabó. No nos volveremos a ver hasta el próximo eclipse.


This entry was posted on Saturday, November 23, 2013 and is filed under ,. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Responses are currently closed.