Música en mi cabeza. (III)

Anteriores:

More than I can say, titulaba Leo Sayer una canción en el siglo pasado. El título anuncia lo que una letra no puede decir, lo que no está escrito porque no se puede traducir, lo que alguien querría decir pero no podría expresar, aquéllo que sientes y no eres capaz de mostrar, lo que necesitas transmitir pero sólo puedes cantar.

"You can't start a fire without a spark", dice Bruce Springsteen en Dancing in the dark. Y es que es necesaria esa chispa, ese contacto, ese algo; dejar ver los rumores entre las fibras de terciopelo del grueso telón; correr las cortinas, jugar con las cartas descubiertas.

Have you ever seen the rain?, se preguntó una vez John Fogerty. Pero, ¿quién no ha visto llover después de un día soleado? ¿Quién no se ha mojado por no mirar el cielo? ¿Quién no ha dejado de ver la luz en días después del verano? ¿Quién no ha disimulado las lágrimas entre gotas de fría lluvia? ¿Quién no se ha empapado en la parada de bus de vuelta a casa...?



Para ver el arco iris has que soportar la lluvia... (36500 - R Lechowski)





This entry was posted on Sunday, May 18, 2014 and is filed under ,. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Responses are currently closed.