Hey babe! Take a walk on the wild side


Estamos ciegos. Toneladas de información nos abordan cada día. Sabemos mucho, sabemos de todo pero seguimos sin entender nada.
Luminosas y nítidas pantallas oscurecen borrosas mentes...

Dar un paso atrás; ver en trescientos sesenta grados. Dejar el móvil en casa, que suene esa canción en tu cabeza, que sientas el viento entrando por las rejillas del casco, el sudor de la chaqueta de cuero, el dolor del tobillo del cambio de marchas, el adelantar entre los coches en un semáforo, el tener prisa, el ir despacio, el caerte y mirar cómo habrá quedado la moto, el levantarte; esa calada honda apurando un Lucky antes de volver a subir a la moto. Falsa y placentera sensación de libertad.



This entry was posted on Tuesday, November 5, 2013. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Responses are currently closed.